Volver a insights

ESG – El tema más relevante de la agenda inmobiliaria | 2024

Podría decirse que la sostenibilidad de las carteras inmobiliarias es un debate largo, continuado y sin resolver. Las directrices y los plazos precisos siguen siendo difíciles de alcanzar.

Esto no debería de ser sorprendente. Después de todo, las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) han sido tan subjetivas que tanto propietarios como gestores inmobiliarios argumentan que la regulación no puede mantenerse al día. ¿Cuál ha sido el resultado? Los criterios ESG (Environmental, Social and Governance) han ido quedando de lado.

Un nuevo rumbo pronto alterará el statu quo en la Unión Europea (UE). Las nuevas leyes y normativas de la UE -también reflejadas en la legislación local- establecen normas estrictas para informar y hacer más sostenibles los edificios. El incumplimiento de estos requisitos puede acarrear importantes multas.

Esto también está repercutiendo en la financiación de proyectos, ya que los bancos están obligados a cumplir la Directiva sobre RSC (DRSC) y los criterios ESG.

Es crucial, entonces, que propietarios y gestores inmobiliarios sitúen este tema en lo más alto de sus prioridades para 2024. La fecha límite para hacer inventario y renovar todos los edificios comerciales, incluidos los centros sanitarios, es el 31 de diciembre de 2025.

Compartimos esta sensación de urgencia con el sector inmobiliario. En esta serie de artículos sobre ESG, Deerns te explica paso a paso qué medidas son prioritarias y en qué debes empezar a trabajar como propietario o gestor inmobiliario. También te ofrecemos un calendario concreto.

¿Para quién son relevantes las nuevas normas ESG?

Las leyes y reglamentos afectan tanto a los edificios existentes como a los de nueva construcción, en particular los edificios públicos, los inmuebles comerciales, los edificios industriales y los grandes complejos de apartamentos.

La responsabilidad de hacer que los edificios sean más sostenibles de acuerdo con la legislación ESG puede variar, pero generalmente recae en el propietario del edificio. ¿Por qué? El propietario tiene en última instancia el poder de decisión sobre las principales inversiones y cambios en el edificio, incluidas las iniciativas de sostenibilidad.

Los administradores de fincas también desempeñan un papel importante, ya que son responsables de la gestión y el mantenimiento cotidianos del edificio y están obligados a informar al respecto. Gracias a la estrecha colaboración entre estas dos partes, los objetivos de sostenibilidad pueden alcanzarse de forma rápida y eficaz.

La nueva legislación de la Unión Europea también es relevante fuera de la UE, ya que los agentes inmobiliarios europeos necesitan detallar toda la cadena de suministro. En consecuencia, un fabricante de Brasil pronto tendrá que informar de sus emisiones para poder seguir suministrando su material a empresas europeas.

Plazos inminentes

La UE quiere acelerar considerablemente la transición energética en Europa. Por ello, la Comisión Europea elaboró los Requisitos de Eficiencia Energética de los Edificios III (EPBD III), que ya se han plasmado en la legislación local sobre edificios en la Unión Europea.

Mientras tanto, la EPBD IV ya está en caminó. Se establece, entre otras cosas, que las nuevas construcciones deberán estar completamente libres de emisiones a partir de 2030 y que deberemos empezar a informar sobre nuestras emisiones reales de CO2 y nuestro consumo de energía a partir de 2024. Los propietarios de edificios también deben tomar medidas específicas para mejorar el rendimiento energético de los edificios existentes. Los procedimientos del Carbon Risk Real Estate Monitor (CRREM) indican los límites en términos de consumo de energía y emisiones de CO2 para los sectores comerciales.

Los criterios ESG/CSRD sirven de marco para evaluar la sostenibilidad del sector inmobiliario. Se elaboran sobre la base de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y comprenden 3 principios: sostenibilidad, responsabilidad social y buen gobierno.

Con el fin de dar tiempo al sector inmobiliario para ejecutar las acciones necesarias, se espera que la legislación de los Estados miembros de la UE se concrete en el primer semestre de 2024, y que se base en la Taxonomía de la UE, el SFDR de la UE y el CSR-D.

El cronograma de Edificios Sostenibles de la UE, que te servirá de referencia para empezar tu viaje ESG es el siguiente:

Línea de tiempo

Deerns ofrece un cronograma para la ejecución de soluciones sostenibles en edificios como punto de partida de una hoja de ruta para que los propietarios y gestores de inmuebles determinen qué cumplimiento deben cumplir los activos de sus instalaciones, ya sea mediante información, investigación o una auditoría EED.

¿Qué significa esto para los propietarios y administradores de fincas?

2025, 2027 y 2030 pueden parecer lejanos, pero se necesita tiempo y esfuerzo para cumplir estos requisitos. Al fin y al cabo, no se puede pasar de la etiqueta energética G a la F ni hacer un mapa del consumo real en un día.

Si tu actuación en materia de ESG está aún en sus inicios, o si acabas de empezar tu andadura en este ámbito, te recomendamos encarecidamente que le des prioridad en tu agenda para 2024.

¿Cuáles son los riesgos? Las empresas inmobiliarias se arriesgan a sanciones como multas por parte de las autoridades locales, así como a tipos de interés más altos en los préstamos. Peor aún, pueden encontrarse con un escenario de activos bloqueados, en el que los edificios ya no cumplan las expectativas del mercado y puedan sufrir una depreciación financiera.

En el lado positivo, la nueva normativa también ofrece oportunidades para las empresas inmobiliarias, como la reducción de los costes energéticos, el fomento de la salud y el bienestar de inquilinos y empleados, y el aumento del valor de los edificios.

Al medir e informar continuamente sobre el consumo de energía, se obtiene una visión precisa del consumo total de energía. Así es más fácil ver qué cambios hay que hacer en el edificio para ahorrar energía -y, por tanto, costes- y reducir también la huella de CO2. De este modo ayudarás al planeta y a tu propio bolsillo.

Como propietario o administrador de un inmueble, tienes dos opciones

  1. tomar medidas y aprovechar la situación
  2. quedarse atrás y atenerte a las consecuencias.

¿Cuáles son tus dos puntos de partida inmediatos como propietario, gestor o empresa para cumplir con la legislación ESG?

  1. Estudiar detenidamente el calendario de sostenibilidad
  2. Identificar los plazos que te afectan

¿Cuál será el resultado? Una imagen clara de hacia dónde tienes que enfocarte de cara a los próximos años.

Cómo puede ayudarte Deerns

Dado que la nueva legislación y los criterios asociados son amplios y complejos, Deerns ofrece apoyo para cumplir con esta nueva normativa. Además de años de experiencia en ESG, tenemos un profundo conocimiento técnico de los edificios y somos un proveedor reconocido de servicios de Monitorización del Riesgo de Carbono en Bienes Inmuebles o Carbon Risk Real Estate Monitoring (CRREM).

Determinamos tu grado de cumplimiento con los requisitos ESG. A continuación, trazamos un plan para cumplir los nuevos requisitos. El último paso es mostrarte cómo integrarlo en tus informes ESG.

¿La ventaja? Limitar los costes de la transición y maximizar beneficios.

Este es el primero de una serie de artículos en los que te guiaremos paso a paso a través del proceso de cumplimiento de los requisitos ESG.

Hablemos

Naomi Duivesteijn

Smart Building Advisor

nl